En el post de fecha 4 de febrero ¿ Cuál es el nivel de tus conversaciones? les conté sobre los tres niveles de conversaciones. Y prometí guiarles en el diseño de las conversaciones de nivel III. Para ello, en esta entrada, les invito a conocer una de las reglas para generar conversaciones de este nivel.

Las conversaciones Nivel III, son las que se construyen colectivamente y con el objetivo de descubrir algo nuevo.

Para preparar las conversaciones de Nivel III, hay que prepararse: el entorno físico y emocional importa. El elemento fundamental para estas conversaciones es la CONFIANZA.

“Las conversaciones improductivas son la raíz de la desconfianza, el engaño, la traición y la evasión, lo que lleva a una menor productividad e innovación y, finalmente, a menor éxito”.

                                                                                                                                               Judith Glaser

Si están identificando la necesidad de conversaciones más productivas, diseñarlas mediante reglas de interacción, es un recurso muy valioso. Las reglas de interacción se definen con los participantes de la conversación encontrando juntos, cuál será el resultado de la misma. Por ejemplo, consultando: ¿qué queremos obtener de esta conversación?: un acuerdo, una línea a seguir, mejorar un vínculo, entre otros propósitos.

Replantear – Reenfocar – Reorientar

Para superar las conversaciones improductivas,  usa la regla de las 3 R – replantear, reenfocar, reorientar. Esta regla consiste en:

  1. Replantear los argumentos que puedan provocar emociones negativas
  2. Reformular la preocupación
  3. Reorientar hacia una nueva percepción de la realidad y planificar acciones hacia el futuro.

Brindo un ejemplo:

Si alguien dice: “No me gusta lo que estoy haciendo”

  1. Replantear con preguntas de tipo: “Qué es lo que no te gusta?”, “De qué manera crees que lo estás haciendo? “,”Cómo podrías hacerlo de otra manera?”
  2.  Reformular la preocupación, marcando momentos en el que la persona se sintió satisfecha con lo que hizo. “Considero que en otros momentos,te gustaba lo que hacías, qué está faltando ahora?, ¿necesitas otros desafíos, cuáles?”
  3. Reorientar hacia emociones y acciones orientadas hacia el futuro. Podemos contar una historia, algo como: “La semana pasada trabajé con una persona en una situación similar. Ella creía que era un callejón sin salida. Esto es lo que hizo… ”

Con el deseo de que puedan transformar las relaciones a través de las conversaciones, respetuosas, abiertas y colaborativas, me despido de esta entrada.

Con afecto, Cecilia

Publicado por Cecilia Marrero

Bienvenid@! Me encanta que estés aquí! Creo en el poder del intercambio de ideas y en la creación posible que surge del encuentro entre las personas. La comunicación estratégica y el coaching ontológico, son mis aliados en el camino. Crear para influir, transformar y derribar paradigmas, es mi desafío, cosas que hagan movernos hacia una nueva etapa, fortaleciendo los puntos más positivos de nuestro ser, en el encuentro con otros. Vivir con entusiasmo !!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: